Cova Tomàs Ras

Profundidad 17-22 m. Esta cueva es de fácil acceso y de baja dificultad. Debido a su fondo de piedra y cascajo, la visibilidad es buena en todo el recorrido. Al final de la cueva, una bóveda de aire abierta al exterior nos permitirá ver algunos murciélagos. 

Al salir de la cueva y siguiendo la pared en dirección NO, encontramos la Cova de l’Atmetlla, también de fácil acceso y fondo arenoso. Se bifurca en dos pequeños ramales, ambos sin dificultades.

La fauna típica de este buceo se caracteriza por las porcelanas incrustadas en las paredes, babosas, podas y salmonetes en el fondo, y brótolas en los agujeros.

Durante todo el buceo es obligatorio ir provisto de foco y linterna de repuesto.